LIQUIDACION REGIMEN ECONOMICO MATRIMONIAL
16308
page-template-default,page,page-id-16308,bridge-core-2.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-26.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

LIQUIDACIÓN DEL RÉGIMEN ECONÓMICO MATRIMONIAL

Si está buscando abogados especializados en LIQUIDACIÓN DEL RÉGIMEN ECONÓMICO MATRIMONIAL en Madrid y alrededores, nuestro bufete le ofrece el mejor asesoramiento legal

¿Qué es la liquidación del régimen económico?

La liquidación del régimen económico matrimonial consiste en el reparto de los bienes y derechos producidos constante el matrimonio. Se lleva a cabo tras la disolución del régimen, que a su vez se produce:

 

– Por la disolución del matrimonio.

 

– Por la declaración de nulidad del matrimonio mediante resolución judicial.

 

– Por separación judicial de los cónyuges.

 

– Por el otorgamiento de nuevas capitulaciones matrimoniales que acuerden un régimen económico diferente.

¿Qué régimen es el aplicable?

El régimen económico matrimonial es el que los cónyuges estipulen en capitulaciones matrimoniales.

 

Para el caso de que los cónyuges no lo estipulen, los efectos del matrimonio se rigen:

 

– Por la ley personal común de los cónyuges al tiempo de contraerlo.

 

– En defecto de esta ley, por la ley personal o de la residencia habitual de cualquiera de ellos, elegida por ambos en documento auténtico otorgado antes de la celebración del matrimonio.

 

– A falta de dicha residencia, por la del lugar de celebración del matrimonio.

 

Los regímenes económicos supletorios en el territorio nacional son:

 

– ARAGÓN: régimen de consorcio conyugal.

 

– BALEARES: régimen de separación de bienes.

 

– CATALUÑA: régimen de separación de bienes.

 

– COMUNIDAD VALENCIANA: régimen de separación de bienes.

 

– EXTREMADURA y CEUTA: en algunas poblaciones en las que rige el Fuero de Baylío: régimen de comunicación.

 

– NAVARRA: régimen de sociedad de conquistas (similar al régimen de sociedad de gananciales).

 

– VIZCAYA: sistema de comunicación foral de bienes.

 

En los demás territorios, el régimen de sociedad de gananciales.

 

 

– COMUNIDAD DE MADRID, territorio de derecho común, en defecto de pactos, rige el régimen económico de sociedad de gananciales.

Normas comunes a todos los regímenes

Sin perjuicio del régimen económico establecido por capitulaciones o en su defecto por el régimen supletorio, existen unas normas comunes y de obligado cumplimiento por todos los regímenes, cuales son:

 

– LIBERTAD DE PACTOS. Los cónyuges pueden pactar en capitulaciones cualquier régimen económico que consideren conveniente para su matrimonio, con la única restricción de respetar la igualdad conyugal.

 

– LEVANTAMIENTO DE LAS CARGAS MATRIMONIALES. Los gastos relativos al sostenimiento de la familia, educación e instrucción de los hijos, asistencia sanitaria y atención al hogar, están cubiertos por los bienes de los cónyuges, sin importar el régimen económico afecto. El cónyuge que aporte bienes propios para cubrir estas necesidades de la familia adquiere un derecho de reintegro de conformidad con su régimen matrimonial.

 

– PROTECCIÓN DE LA VIVIENDA HABITUAL y MUEBLES DE USO ORDINARIO. Aunque la vivienda habitual y los muebles pertenezcan a un solo cónyuge, se requiere el consentimiento del otro o autorización judicial para su disposición. De no recabar consentimiento, el cónyuge que no consiente o confirma expresa o tácitamente puede instar la anulación del contrato de disposición en el plazo de 4 años desde que tuvo conocimiento del acto.

 

– ATRIBUCIÓN DEL AJUAR DOMÉSTICO. En caso de fallecimiento de un cónyuge, se atribuye al cónyuge viudo el ajuar doméstico, esto es, la ropa, muebles y enseres que no sean alhajas, objetos artísticos o de extraordinario valor.

 

– LITIS EXPENSAS. Cuando alguno de los cónyuges carece de medios económicos y pleitea contra el otro o contra un tercero en beneficio de la familia, los gastos del pleito serán a cuenta del caudal común y subsidiariamente del caudal privativo del cónyuge, siempre que no medie mala fe o temeridad ni se le reconozca el beneficio de justicia gratuita.

Liquidación del régimen de sociedad de gananciales

La liquidación del régimen de sociedad de gananciales consta de las fases de formación de inventario y de liquidación:

 

– FORMACIÓN DE INVENTARIO. En esta fase hay que formar las partidas del activo y pasivo.

 

La partida del ACTIVO comprende:

 

– Bienes gananciales existentes en la disolución.

 

– Importe actualizado de los bienes enajenados que no hayan sido recuperados (negocio ilegal o fraudulento).

 

– Importe actualizado de cantidades satisfechas por la sociedad a cargo de un único cónyuge.

 

– Importe actualizado de cantidades satisfechas por los cónyuges contra la sociedad.

 

Las partidas del PASIVO comprenden:

 

– Deudas pendientes a cargo de la sociedad.

 

– Importe actualizado de los bienes privativos gastados en interés de la sociedad.

 

– Importe actualizado de las cantidades pagadas por un solo cónyuge cuando fueran a cargo de la sociedad.

 

– Importe actualizado de los créditos de los cónyuges contra la sociedad.

 

– LIQUIDACIÓN. Una vez inventariada la sociedad de gananciales, se adjudica a los cónyuges atendiendo a su prelación:

 

– Pago de las deudas de la sociedad a los acreedores.

 

– Pago de los reintegros y reembolsos a los cónyuges.

 

– División del haber partible.

Liquidación del régimen de separación de bienes

Se denomina régimen económico de separación de bienes aquel régimen económico matrimonial en el que cada cónyuge posee el pleno dominio de sus bienes y derechos.

 

En la Comunidad de Madrid este régimen se puede establecer:

 

– Cuando se pacten expresamente en capitulaciones matrimoniales pre o postnupciales, o cuando se pacte que no rige el régimen de sociedad de gananciales, actuando en dicho caso como régimen supletorio.

 

– Cuando se produzca, constante matrimonio, la extinción del régimen de sociedad de gananciales o el régimen de participación y no se pacte otro régimen económico distinto.

 

– Cuando se produzca la reconciliación de los cónyuges tras la resolución de separación matrimonial.

 

Nuestro Código Civil no regula las normas aplicables a la liquidación del régimen de separación de bienes. Durante la vigencia de este régimen económico, pertenecen a cada cónyuge los bienes que fueran de su dominio antes de su establecimiento así como los que adquiera durante el mismo.

 

No obstante, suelen surgir controversias con diversas soluciones en cuanto a:

 

– Bienes adquiridos conjuntamente por ambos cónyuges.

 

– Bienes de titularidad dudosa.

 

En cuanto a la liquidación del régimen de separación de bienes, se viene interpretando que, dada su omisión en el Código Civil, la liquidación se debe regir por las normas de la comunidad ordinaria.

 

Según la modalidad de liquidación, podemos diferenciar:

 

– LIQUIDACIÓN EN PROCESO JUDICIAL. Existen varias posturas para liquidar los bienes adquiridos en titularidad conjunta:

 

(1) Acción de división de la cosa común.

 

(2) Procedimiento liquidatorio de bienes comunes el art. 806 LEC.

 

(3) Adjudicación completa de bienes a cónyuges, así como compensación en el exceso, en bienes indivisibles.

 

– LIQUIDACIÓN EN ESCRITURA PÚBLICA DE CESACIÓN. Liquidación en escritura pública de cesación del pro indiviso. Se puede liquidar otorgando escritura pública, en la que cabría adjudicar en pago de su mitad bienes completos a los cónyuges o, ante un único bien indivisible, acordar la cesación del pro indiviso adjudicándose un cónyuge el bien y abonando al otro el exceso.

 

– LIQUIDACIÓN EN CONVENIO REGULADOR DE SEPARACIÓN O DIVORCIO. La autonomía de la voluntad reconocida a los cónyuges permite que se proceda a la liquidación del régimen en el propio convenio, siempre y cuando no se produzca sobre materias de ius cogens o de derecho necesario.

Liquidación del régimen de participación

El régimen económico de participación consiste, constante matrimonio, en una figura similar a la separación de bienes, pues los cónyuges conservan su patrimonio inicial y el que adquieran con posterioridad, con potestad para administrar y disponer de sus bienes, pero una vez disuelto le caracteriza una compensación al cónyuge desfavorecido, que participa en las ganancias del otro.

 

 

Este régimen económico se constituye mediante capitulaciones matrimoniales. Durante su vigencia pertenecen a cada cónyuge los bienes y derechos adquiridos.

 

 

Los bienes adquiridos conjuntamente por ambos cónyuges pertenecen en pro indiviso a estos, aunque en los casos de diferente participación en su adquisición su interpretación presenta diversas soluciones.

Modificación del convenio

Las medidas acordadas por los cónyuges y aprobadas por la autoridad competente, o las medidas adoptadas por el juez en defecto de acuerdo, podrán modificarse:

 

– Cuando se alteren sustancialmente las circunstancias o así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos menores o con la capacidad modificada judicialmente dependientes de sus progenitores.

 

– Por mutuo acuerdo de los excónyuges o progenitores.

 

– En virtud de lo establecido en las estipulaciones del propio convenio regulador.

 

– Por incumplimiento reiterado del convenio regulador.

 

– Por suspensión, privación o extinción de la patria potestad de uno de los progenitores.

 

– Por el Ministerio Fiscal, en los casos de dejación de obligaciones respecto de los menores.

Recomendaciones

– Recomendamos la preparación de los documentos de liquidación del régimen económico matrimonial por especialistas en derecho de familia.

– Recuerde que una redacción imperfecta puede traerle problemas en el futuro.

  • Llámenos

    • Desp. 91 281 02 52

    • Urg. 652 20 20 10

    • Urg. 609 90 44 68

Este sitio web almacena cookies en tu ordenador. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulta nuestra Política de cookies. más información

Este sitio web almacena cookies en tu ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que interactúas con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar tu experiencia de navegación. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulta nuestra Política de cookies. Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies

Cerrar