PENSION COMPENSATORIA
16847
page-template-default,page,page-id-16847,bridge-core-2.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-26.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

PENSIÓN COMPENSATORIA

Si está buscando abogados especializados en PENSIÓN COMPENSATORIA en Madrid y alrededores, nuestro bufete le ofrece el mejor asesoramiento legal

¿Qué es una pensión compensatoria?

Denominamos convenio regulador al contrato o negocio jurídico circunscrito al derecho de familia por el que los cónyuges pactan su relación tras su separación o divorcio, en virtud del principio de autonomía de la voluntad, pudiendo contener pactos típicos y atípicos.

 

En consecuencia, estamos ante un contrato consensuado por los cónyuges que, por tanto, únicamente es posible en el divorcio o separación de mutuo acuerdo.

¿Cuál debe ser el contenido mínimo de un convenio regulador?

El contenido mínimo de los convenios reguladores deberá integrar:

En los casos de existencia de hijos sujetos a patria potestad:

 

– El ejercicio de la patria potestad (cuidado, decisiones…)

 

– El régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor no custodio y en su caso con los abuelos.

 

– Pensión de alimentos para los hijos, así como sus bases de actualización y garantías.

Además:

 

– La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.

 

– La contribución a las cargas del matrimonio.

 

– La liquidación, si procede, del régimen económico matrimonial, aunque se puede dejar la misma para más adelante.

 

– Pensión o prestación compensatoria, en su caso, a favor del cónyuge que sufra un desequilibrio económico.

¿Qué se precisa para que el convenio sea válido y plenamente eficaz?

Para que los pactos adquieran eficacia deben ser aprobados por el juez o por el letrado de la Administración de Justicia, en caso de no existir hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente dependientes de sus progenitores.

 

Su aprobación procederá salvo cuando sean «dañosos» o «gravemente perjudiciales» para uno de los cónyuges o para los hijos mayores o menores emancipados afectados. Se tratan ambos de conceptos jurídicos indeterminados que deberán ser examinados por la autoridad competente de forma concreta.

 

Por lo tanto, en caso de que las autoridades entiendan que el convenio propuesto presenta cualquiera de estos elementos jurídicos, desautorizarán total o parcialmente el mismo, debiendo los cónyuges o progenitores presentar en su caso nueva propuesta que enmiende las deficiencias en los puntos desaprobados.

 

Si se propone en el convenio un régimen de visitas y comunicación de los nietos con los abuelos, el juez deberá recabar el consentimiento de los abuelos antes de aprobarlo.

 

El juzgado aprobará la nueva propuesta de convenio regulador o bien dictará las medidas que sustituyan a las no aceptadas, que serán plenamente ejecutivas desde la sentencia.

¿Desde cuándo el convenio es exigible?

Una vez que la autoridad competente (juez, letrado o notario, según el caso) aprueba u otorga el convenio regulador, sus estipulaciones se tornan eficaces y exigibles por la vía de apremio, es decir, el convenio se convierte en ejecutivo.

 

En el caso de que se deniegue por la autoridad competente el convenio regulador deberá realizarse mediante resolución motivada, pudiéndose proponer un nuevo convenio que corrija las deficiencias del anterior para su aprobación.

¿Se puede modificar el convenio?

Las medidas acordadas por los cónyuges y aprobadas por la autoridad competente, o las medidas adoptadas por el juez en defecto de acuerdo, podrán modificarse:

 

– Cuando se alteren sustancialmente las circunstancias o así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos menores o con la capacidad modificada judicialmente dependientes de sus progenitores.

 

– Por mutuo acuerdo de los excónyuges o progenitores.

 

– En virtud de lo establecido en las estipulaciones del propio convenio regulador.

 

– Por incumplimiento reiterado del convenio regulador.

 

– Por suspensión, privación o extinción de la patria potestad de uno de los progenitores.

 

– Por el Ministerio Fiscal, en los casos de dejación de obligaciones respecto de los menores.

¿Cómo trabajamos?

NOS ENCARGAMOS DE TODO

 

– Recabamos sus deseos y propuestas.

 

– Estudiamos su viabilidad.

 

– Redactamos el documento con los pactos convenidos.

 

– En supuestos amistosos, lo remitimos a la notaría para instrumentalizarlo en escritura pública o en su caso lo incorporamos a la demanda que interpongamos ante el juzgado competente.

Recomendaciones

– Recomendamos la preparación de los convenios reguladores por especialistas en derecho de familia.

 

– Recuerde que una redacción imperfecta puede traerle problemas en el futuro.

 

– Los pactos deben ser claros y concisos, evitando la anfibología en su redacción.

 

  • Llámenos

    • Desp. 91 281 02 52

    • Urg. 652 20 20 10

    • Urg. 609 90 44 68

Este sitio web almacena cookies en tu ordenador. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulta nuestra Política de cookies. más información

Este sitio web almacena cookies en tu ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que interactúas con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar tu experiencia de navegación. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulta nuestra Política de cookies. Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies

Cerrar